Info + Contacto

Aunque pueda sonar paradójico, mi fotografía es una búsqueda en la imagen encontrada. Un ejercicio para significar la realidad a través del hallazgo -más o menos fortuito- de su retrato.

Esta arqueología fotográfica funciona en dos niveles de indagación: en el primero busco las imágenes, en el segundo los mensajes que éstas escriben cuando se ponen en relación.

Imagen encontrada es la que aparece en las cajas del rastro y la que esconden los carretes olvidados. Es la instantánea del álbum familiar en casa de mis abuelos y el archivo fotográfico personal que dejo macerar en discos duros con los que tropiezo más tarde. Es la fotografía que hago, literalmente, “desde el estómago”: Esa que no atiende al encuadre y se toma durante el paseo de manera automática, cuando la cámara va colgada del cuello y se apoya a la altura del ombligo.

En todos esos momentos fotográficos -y también en los procesos que los provocan- encuentro una suerte de mapas y diarios que exploran los conceptos de casualidad y causalidad; también de memoria, identidad, historia personal, familia y medio fotográfico. Ayudándome todo ello a señalar y reivindicar la fotografía y el archivo como vías de autoconocimiento y de relación con el mundo.

/

Alberto T. Wilson, 1986

Doble licenciado en Comunicación Audiovisual y Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Málaga. Especialista en marca y comunicación corporativa. Me intereso por la fotografía en mis primeros años de universidad, desde entonces trabajo la imagen fija con especial atención a las ideas de cartografía personal e imagen encontrada. Desde 2015 construyo mi discurso en el soporte del libro de fotografía.

hola@albertotwilson.com
Instagram
LinkedIn